Mensajes a todos los peruanos

Federación de periodistas de Perú FPP

Comentarios sobre la realidad peruana
Jorge Paredes Romero Periodista y humanista peruano
 

   

Comentarios para leer y escuchar    install tracking code

 
    001 Un mensaje de esperanza para los peruanos  
    002 Realidad de a la familia y juventud peruanas  
  003

La realidad de nuestros adultos en Perú

 
  004

La salud pilar fundamental para el desarrollo

 
  005 La educación ideal para los peruanos  
  006 Conozcamos el poder mundial  
  007 Todos deseamos justicia social  
  008 ¿Somos realmente independientes?  
  009 ¿Hasta dónde resistir?  
  010 Conozcamos a un personaje del Sistema  
    011

¿Qué nos pasa en Perú?

 
    012

42673

 
 

Entérese acerca del Paradigma educativo del siglo XXI

www.holismo.org

  013 La historia se repite  
    014 Sistema universal de salud  
    015 ¿El final de toda democracia?  
    016 Asesores y factores tras bambalinas.  
    017 ¿Discapacidad?  
    018 EsSalud y dos de sus problemas  
    019 Lo bueno, lo malo y lo feo de la noticia  

Hacer clic aquí Un mp3 de audio se abrirá en una nueva pestaña, es decir podrá seguir la lectura de líneas abajo, aunque hay momentos que resumo por el tiempo en radio.

 

hit counter contador de visitascontador de visita

 
 

Carta a los 130 señores congresistas de la república de Perú

 

Lima., Jueves 27 de Marzo del 2014

Señores y Señoras Congresistas

Congreso de la República

Lima

Mis saludos cordiales,

Les escribo porque aun creo que a partir de Uds., nuestros representantes, pueden lograrse cambios en el Perú, con espíritu democrático y con la esperanza que podamos todos juntos, en consenso, establecer un estado más justo y equitativo, toda vez que hasta hoy solo vemos resultados de improvisación y precariedad, en donde debería existir un sistema dador y ejecutor de leyes, con justicia para todos los peruanos, es decir los tres poderes del estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial trabajando en un solo sentido, por el desarrollo y bienestar de todos los peruanos que han experimentado en carne propia muchos sinsabores de esta ausencia de institucionalidad en el país, de la falta de servicios educativos adecuados, de la insuficiente sanidad para los peruanos, de la falta de trabajo, de la agresión permanente de las empresas multinacionales, del escándalo político que se origina en los tres poderes del estado, del descuido por conseguir una sana administración fiscal y de los recursos del estado, de la galopante inseguridad ciudadana, de la enorme corrupción enquistada en todos los estamentos nacionales.

Creo que Uds. como representantes nuestros y miembros de veinticuatro comisiones congresales, que supuestamente atienden todos los temas del estado, deberían tener el dominio completo de sus responsabilidades que son: legislar y fiscalizar, pero hasta hoy en este gobierno hemos visto muchos escándalos y noticias que reflejan cualquier cosa menos un desempeño acorde a una Institucionalidad que debería ser de brillante actuación y noble desempeño, porque para eso les elegimos, por eso es que confiamos en los dos poderes elegibles ya que el poder judicial está configurado de otra manera. El país fue dividido administrativamente en 25 regiones con sus respectivos gobiernos regionales, con sendas planillas que ocasionan fuertes gastos al erario nacional, se buscó mejorar la administración del país en todos sus aspectos, más los resultados son nada halagadores. Del mismo modo se amplió el número de congresistas, pero tampoco vemos resultados substanciales y ahora se busca ampliar más con una Cámara de Senadores.

La agricultura sigue descuidada, casi abandonada, relegada por la agresividad de una política minera, creando conflictos que enfrentan a los peruanos y se pierden activos, creando pasivos ambientales mineros dolorosos, de los cuales existe una enorme lista que la ciudadanía desconoce. En el campo educativo se ha descuidado la currícula, la articulación oportuna y contextual, lo auténticamente histórico, los valores, la investigación y la espiritualidad, dando lugar a promociones de estudiantes y luego profesionales mediocres y nada competitivos, esto se refleja en concursos, eficiencia empresarial, encuestas de la calle, desempeño profesional diverso, etc., todos con mediocres y malos resultados. La educación se ha limitado a hacernos dependientes, porque eso le es conveniente al sistema avasallador, dejar indemne el cordón umbilical de masas manipulables para cada proceso electoral, sin capacidad de reclamo, apenas alfabetizados, medianamente tecnificados, con licenciaturas endebles, faltos de roce y especialización.

Nuestro comercio es mayormente exportación de insumos primarios, sin el valor agregado que nos daría mayores ingresos y fuentes de trabajo; somos simples recolectores teniendo una inmensa franja costera, con puertos y CETICOS dedicados a traer chatarra del oriente, menos a lo que sus siglas significan. En un debate de análisis elemental, simple, los gestores y loobies que apoyan la permanencia de los actuales CETICOS, no resistirían ni la más mínima crítica de quienes podríamos encararles el tremendo error cometido al perpetuarlos tal como están actuando hoy en día. El país está geográfica e históricamente preparado para tener una agroindustria pujante y de primer nivel, con capacidad de exportación a nivel mundial por nuestra multidiversidad.

Por otro lado el filón de la industria sin humo, el turismo, no está debidamente explotado, teniendo tanta riqueza arqueológica; la misma minería, si estuviera debidamente legislada, sería un filón proveedor de enorme riqueza; si por ejemplo nosotros exportáramos bobinados de cobre y no cátodos, si tuviéramos fina orfebrería con nuestros metales preciosos, etc., etc. Tenemos orfebres cuyos trabajos son muy buscados en todo el mundo, somos dueños de una cultura inmensa que ha sido soterrada intencionalmente por los que dicen ser los más cultos del país, por los que tienen el poder en sus manos y eso es maldad, es traicionar a la patria. La minería informal ya vimos necesita ser asimilada en la formalidad

Vivimos en medio de una inseguridad constitucional, porque tenemos una carta magna de origen espureo, con la amenaza de la reelección conyugal, lo cual resta mérito a la democracia, creando zozobra política, porque toda democracia exige cambios en el timón, respetando la continuidad de programas que todo político debería respetar, pero lamentablemente Perú ha sido gobernado por gente nada ética, solo partidarismos, caudillismos, arribismos, o como en los años 90 decía Vargas Llosa: casasenos y bribones, y eso debe cambiar. Por otro lado, nuestro patrimonio cultural histórico se encuentra en otros países, porque no fue salvaguardado en su debido momento y el que obra en nuestras manos está descuidado.

Los consumidores seguimos siendo abusados por todos aquellos llamados a prestar servicios, ninguno de ellos gratuito, ya que por ejemplo la seguridad social exige de los trabajadores, incluso pensionistas, una cuota mensual descontable de nuestras pensiones, los servicios de agua, electricidad, telefonía son irregulares y abusivos; la defensa nacional ha sido duramente cuestionada por la corrupción intestinal existente, tráfico de combustibles y de asignaciones económicas, deterioro de la disciplina, abusos, etc. El enorme presupuesto asignado a ese sector no es justificado por la proyección de sus entes, quizá debería prestarse atención a lo que sucede en Suiza en Europa y Costa Rica en Centroamérica, países que carecen de fuerzas armadas y son países muchísimo más pequeños pero de alto nivel económico.

Hace años, se llevó a cabo una seudo-descentralización, en la que solo cambió de nombre el departamento a región, ello no ha traído beneficios sino mas bien veinticinco nuevas planillas doradas, despilfarro e incapacidad de gasto y gestión administrativa y más corrupción; por otro lado tenemos una economía dependiente del decadente dólar y de la deuda externa, como también de los ciclos bursátiles internacionales, porque no disponemos de fortaleza financiera basada en nuestras riquezas, que son inmensas aún, por ser mal administradas, por decir lo menos y la banca, que abusa de los usuarios de muchas maneras y que en cierta manera han sido siempre los manipuladores de la política nacional.

La educación ha sido intencionalmente descuidada desde sus inicios, en que fue propia de una elite, hoy está fuera de contexto, es anacrónica, nos hace dependientes, es irresponsable y convertida en un negocio para promotores avivados, que aprovechan la incapacidad del estado por atenderla con seriedad, deportistas que tienen que mendigar apoyo, y que reciben el respaldo solo cuando traen preseas y condecoraciones logradas con su esfuerzo personal o la de sus familiares y amigos, mientras el fútbol por ejemplo, va cayendo por la pendiente de la corrupción y la ilegalidad, sin embargo otros deportes con campeones son ignorados

La minería irresponsable, sigue contaminando el país y evadiendo al fisco de muchas maneras, utilizando la política y los medios de comunicación para vanidosamente hacernos creer que traen bienestar y desarrollo, es un tema del cual nos hemos ocupado ampliamente en muchos comentarios. La ausencia de fiscalización y control interno, porque el compadrazgo y el politiqueo han contaminado aquello que debería ser un ente veedor y señalador de la ilegalidad, en el desempeño de la función pública de Alcaldes, Presidentes regionales, Presidentes de la república, ministros, legisladores y funcionarios en todo el territorio nacional.

El colectivo de las Personas con limitaciones físicas y/o sensoriales ausentes de atención, a quienes nos dijeron inválidos, minusválidos y ahora “discapacitados” estamos sin la prevención debida y sin la aplicación de la ley 27050 para lograr su inserción social adecuada, siendo un sector con muchas potencialidades que no han sido debidamente analizadas ni convocadas, para aportar al país desde su posición sui generis siempre menoscabada, pero que podría ser de grandes sorpresas. Pregunto entonces: ¿Dónde están los verdaderos discapacitados en Perú? Pues están allí donde ejercen un cargo para el cual no están capacitados, no desarrollan actividades acordes a sus títulos si es que los tienen, ese es el verdadero discapacitado en Perú y de esos hay miles en todo el territorio ocupando cargos diversos, de altísima responsabilidad pero pésima funcionalidad.

La justicia y los derechos humanos han perdido su esencia, en un país en donde la coima y dádiva están presentes como parte del acto judicial, en su tramitación, elaboración de sentencias, etc., es lamentable pero absolutamente cierto, jueces, vocales, secretarios, etc., ha sido muchas veces desenmascarados por la prensa, por otro lado los derechos humanos son conculcados en demasía, porque quienes deberían defendernos están maniatados por sus propias discapacidades y ausencia de institucionalidad de sus organismos; la mujer y la familia violentadas, agredidas y olvidadas por el Estado, que ensaya muchas maneras de frenar lo negativo en este tema, pero descuida las bases estructurales de un estado, que requiere cultivar valores con una educación sostenible y auténtica, fortaleciendo el vínculo familiar y haciendo que sus funcionarios, desde el presidente de la república, hasta el último morador de un caserío, sean modelos a imitar, el congresista, el maestro, el gerente, etc., etc.

Necesitamos elaborar un presupuesto más orientado a la atención de lo primario: salud, educación, alimentación (garantizada), trabajo, vivienda, justicia, etc., haciendo que nuestras fuerzas armadas también tengan proyección social, que justifique el fuerte presupuesto dedicado a ellos, haciendo de lado los gastos superfluos y las planillas doradas de privilegiados, recomendados, que vayan estos favorecidos a cultivar las tierras o hacer carreteras, mejor a fabricar ladrillos. La micro y mediana empresa, las Pymes, son aplastadas por el proteccionismo a las transnacionales, a los chinos, por irregulares tratados de “libre” comercio” y por las inequidades arancelarias y los privilegios concedidos, a extraños que abarrotan las tiendas con producción barata pero de pésima calidad, dejando a nuestros productores sin la posibilidad de vender algo de mejor calidad que durará más y que justifica su precio; además esta producción china es sintética y ello nos llevará a someternos a los riesgos de salud que ocasionan los productos sintéticos, de modo que no nos sorprenda cuando llegue el día que tengamos que asumir enfermedades cancerígenas por usar esos productos que nos llegan baratos porque han sido liberados por políticos corruptos y siniestros, que prefieren proteger a los chinos y abandonar a los peruanos. Las cosas hay que decirlas con claridad, somos peruanos necesitamos ser sinceros.

Es necesario denunciar que muchos pueblos aborígenes de las diversas regiones del país son excluidos y maltratados como un sutil recuerdo de lo que fue la era del caucho del siglo XIX y que permite eludir obligaciones fiscales, la apropiación ilícita de tierras, recursos, destrucción de vida y cultura a cambio de comisiones que van a los bolsillos de funcionarios y políticos. Ya dijimos, la salud ha sido sub-sistematizada, creando un desorden administrativo y por ende haciéndonos más vulnerables a las diversas patologías y por otro lado dejando un gran sector poblacional desatendido o que tendrá que hacer gastos de su paupérrima economía, para lograr placebos o atención deficiente de esos subsistemas, salud que debería ser atendida de manera universal y gratuita por el estado, para eso recoge dineros vía impuestos; el trabajo en Perú no ha sido debidamente reglamentado, no se ajusta a la legislación internacional, no se respeta la jornada de ocho horas diarias, no se paga por horas extras, no se cumple el salario mínimo vital, subsisten los services, los CAS y la explotación en todo el país, inclusive en los estamentos públicos, esto ocasiona entonces que la seguridad social sea precaria y muchísimos peruanos lleguen a la edad avanzada sin haber sido incluidos en la previsión social que les corresponde.

El transporte público tanto en las ciudades como el interprovincial es un caos y está en manos de las mafias y delincuentes, los desastres y accidentes, por la falta de control y correcta administración del ministerio de transportes, policía y municipalidades, tiñen de rojo las carreteras del país, mientras los empresarios siguen engrosando sus cuentas bancarias, mientras los peruanos siguen muriendo en accidentes que podrían evitarse si se ejerciera mano dura y verdadero control en el tema. Existe a nivel nacional un enorme déficit de viviendas, la misma capital está tugurizada y en los conos norte sur y este, se han invadido cerros y arenales, para levantar viviendas vulnerables a los reiterados sismos en una zona de alta peligrosidad por estar cerca a la Placa de Nazca y otros argumentos geológicos. La escasa vivienda y lamentable presencia de la delincuencia dentro del gremio de constructores, como también la pésima calidad en ciertas edificaciones de carácter colectivo, etc., exige que se legisle y se fiscalice lo que hasta hoy se ha logrado y avanzar por mejores sendas de bienestar en vivienda y urbanismo en nuestro país.

Como vemos entonces, en Perú hay mucho por hacer y ciento treinta congresistas deben asumir con responsabilidad y entereza su principal función: legislar y fiscalizar, pero ¿quién fiscaliza al fiscalizador? Entonces aquí se produce un círculo vicioso, se forman comisiones para investigarse entre ellos, entonces de qué estamos hablando, si vamos a elegir congresistas para que luego se cuestionen entre ellos y terminen en una guerra interna, estamos perdiendo tiempo, dinero y credibilidad, ante un organismo que necesita irradiar seriedad, profesionalismo y buena ética, que debe trabajar por el bien del país. Por eso exigimos resultados al final de cada legislatura y que toda persona que llegue para ocupar una curul sea profesional de larga carrera, de impecable hoja de vida, de no ser parte de ciertos intereses que luego defienden desde dicho poder del estado, desvirtuando su función, que no sirva de refugio a delincuentes que vienen a ampararse en la inmunidad parlamentaria, para escapar de los lazos de la justicia.

Nosotros creemos que Uds. han reunido condiciones profesionales, técnicas y valores suficientes para llegar a donde han llegado, entonces propulsen leyes, presenten proyectos viables, realistas, de interés nacional, que surjan voces preclaras y valientes, para denunciar, pero también para proclamar la independencia del retraso, del abandono y la desvergüenza que aun campea en nuestro país. Deben dar la imagen necesaria para nosotros creer y confiar en Uds., no con espectáculos denigrantes de sus conductas, proceder y comportamientos muy alejados de lo que debería ser un representante del pueblo, no con sueldos recortados, y todos los escándalos que día a día hemos visto, incluyendo a una persona con discapacidad con una conducta vergonzosa, casos que deben desaparecer para siempre.

Espero tener noticias de Uds.
Muchas gracias
 
Jorge Paredes Romero
DNI 13080914
Periodista peruano
Registro FPP 7703

 

Nuestra Web: www.arielperu.com
Nuestro correo es:  arielperu@gmail.com

Telef.: 5414264   Cell.: 998562797

 

 
 

Lea más escritos y comentarios de Jorge Paredes Romero

 
 

Es bueno tener información para descubrir y defenderse del poder oculto que destruye a la humanidad y las amenazas no nos intimiden.

 
 

 

 

   

Radio  Sociedad Latina, una radio sana para un mundo mejor