Mensajes a todos los peruanos

Federación de periodistas de Perú FPP

Comentarios sobre la realidad peruana
Jorge Paredes Romero Periodista y humanista peruano
      install tracking code  
         
         
  001 Un mensaje de esperanza para los peruanos  
  002 Realidad de a la familia y juventud peruanas  
  003

La realidad de nuestros adultos en Perú

 
  004

La salud pilar fundamental para el desarrollo

 
  005 La educación ideal para los peruanos  
  006 Conozcamos el poder mundial  
  007 Todos deseamos justicia social  
  008 ¿Somos realmente independientes?
009 ¿Hasta dónde resistir?  
010 Conozcamos a un personaje del Sistema
011

¿Qué nos pasa en Perú?

       
     
     
     

Hacer clic aquí Un mp3 de audio se abrirá en una nueva pestaña, es decir podrá seguir la lectura de líneas abajo

 

hit counter contador de visita

 
 

Matarani, Tisur y el Grupo Romero

 

Durante los 71 años de vida he vivido en muchas ciudades peruanas, desde Tacna hasta el norte de Lima y casi toda la sierra sur, he conocido a diferentes personajes y he tenido la oportunidad de alternar con artistas, poetas, religiosos y también políticos connotados, entre ellos dos presidentes de la república, ministros, congresistas, alcaldes y presidentes regionales, con quienes he conversado más de una vez, ello me ha permitido conocer de cerca no solo a las personas, sino sus trabajos, proyectos y actos de vida.

Uno de ellos fue el incomprendido Javier Diez Canseco, quien falleció así ya casi un año, el 4 de mayo del 2013, a los 65 años de edad. No obstante haber nacido en una familia aristocrática, decidió militar en la izquierda peruana y fue congresista varias veces. El año 2001 presidió la Comisión Investigadora de Delitos Económicos y Financieros, CIDEF, que por encargo del pleno del Congreso investigó los procesos de privatización de empresas públicas, el uso de recursos del Estado para el salvataje de empresas financieras, la apropiación de recursos públicos para financiar la red de corrupción, entre otros, en el periodo 1990-2001. A raíz de ello es que en algunas oportunidades me hacía conocer información sobre ciertos casos como la irregular concesión del puerto de Matarani, uno de los casos investigados por la comisión que él presidía.

El Terminal Portuario de Matarani fue el primer puerto otorgado en concesión al sector privado. El puerto fue adjudicado el 31 de mayo de 1999, por CEPRI Puertos a la empresa Santa Sofía de Puertos S.A., principal accionista del Consorcio Terminal Internacional del Sur – TISUR. Es decir han transcurrido hasta hoy en el 2014, quince años de irregular presencia del Grupo Romero en dicho puerto y hasta ahora nadie ha tomado la decisión de solicitar la devolución de dicho puerto a quienes deberían ser sus verdaderos administradores. Pero ¡qué casualidad!, tiempo paralelo a los quince años de gobierno municipal del Sr. Miguel Román Valdivia, ¿lo que son las casualidades no?

Por otro lado, sabemos que uno de los más recordados dirigentes portuarios es Don Juan Adriazola Montoya, férreo luchador por la revisión y anulación del Contrato de concesión del puerto de Matarani a Tisur, es fundador de COCIDE, Comité Cívico por el desarrollo y también fundador de la CGTP Islay, Don Juan es un personaje que hizo escuela de dirigentes, que tienen por consigna la recuperación del puerto, sin embargo hasta hoy no se ha conseguido algo verdaderamente trascendental, algo que indique que tal lucha se esté realizando, por ello es que ahora aprovechamos la oportunidad, para llamar la atención de los dirigentes mollendinos, a fin de que retomen esa bandera de lucha significativa, que también representa parte de la identidad regional, toda vez que la actividad portuaria es y ha sido, uno de los puntales de la economía familiar, de muchos de los pobladores de Islay.

De modo que la presencia del Grupo Romero en la administración del puerto de Matarani, es consecuencia de una serie de irregularidades que fueron descubiertas a raíz de las exposiciones hechas por el mismísimo Sr. Dionisio Romero Seminario ante el Congreso de la república, cuando fue convocado y se presentó en la segunda legislatura ordinaria del 2001, ante la comisión investigadora, encargada de analizar los delitos económico financieros perpetrados en el período 1990-2001.

En una sesión reservada, el martes 9 de abril de 2002, bajo la presidencia del señor Javier Diez Canseco Cisneros, el Sr. Dionisio Romero Seminario dijo: En los puertos hemos participado una de las compañías del grupo de Romero. Constituimos una compañía que denominamos Tisur, Terminales del Sur, participamos en Matarani, fuimos los únicos postores, el precio fue alrededor de 9 millones 400 mil, no por la compra del puerto, como a veces se entiende en las informaciones periodísticas, sino por el derecho de utilizarlo 15 años, con posibilidades de renovarlo otros 15 más. En el contrato de licitación de este puerto de Matarani y que desafortunadamente el gobierno del ingeniero Fujimori insistió, en mantener en las demás licitaciones, hay una cláusula que yo la denomino "la escoba dorada", que recién la introdujeron unas semanas antes de que salga este puerto de Matarani a licitación. Hay una serie de causales razonables, por los cuales la licitación puede darse por terminada, que básicamente están relacionados a incumplimientos por parte del concesionario, que incumpla el hecho de no haber invertido equis millones de dólares, en el tiempo que se había comprometido, que no dé el servicio de la calidad que está programada y así hay unas 10 causales razonables, por las cuales el Estado peruano, tiene derecho a dar por terminada la concesión. Pero hay una que hace todas estas causales innecesaria, a la cual yo le llamo: "la escoba dorada" porque te pueden dar un palo con una escoba dorada y botarte de la concesión y que dice más o menos la cláusula: "sin causa de por medio, el Estado peruano a sola decisión, podrá dar por terminada la concesión y se pagará la concesión de la siguiente manera:.." y vienen unos párrafos de cómo le van a pagar a uno.

Mi impresión fue, agrega el Sr. Romero, que al salir esta cláusula a último momento, resultó que los demás postores para Matarani decidieron no participar, porque nosotros estuvimos muy indecisos, si participar o no con esta cláusula. Como eran 9 millones, era la primera, decidimos: "vale la pena correr el riesgo" y decidimos bajar el precio que teníamos previsto ofrecer y ponerlo al mínimo, si la ganamos, la ganamos en el mínimo, sino que se la lleve otro más valiente que nosotros y nos la llevamos. Después en puertos nos ha ido muy bien en la administración del puerto de Matarani, le hemos subido el volumen, hemos ganado buen dinero, estamos satisfechos.

Hasta aquí quisiera hacer dos precisiones, la primera es ¿por qué no se utiliza esta cláusula de la denominada “escoba dorada” y la aclaración de sin “causa de por medio” y se da por terminada la concesión? Y la segunda es, en vista de accidentes como el último ocurrido el 1 de Abril del 2014, el choque de dos buques extranjeros, en donde ha corrido serio riesgo la seguridad y puesto en tela de juicio la calidad del servicio, que también es otra causa para dar por terminada la concesión. Son suficientes razones creo, para proceder a lo que se busca por tanto tiempo, en fin es algo que deben asumir quienes tomen el toro por las astas, yo solo soy un periodista, analista y crítico de esta situación de quince años de irregular concesión.

Sigamos… El Contrato fue suscrito por el Director de Transporte Acuático del Ministerio de Transportes, Sr. Eusebio Vega Bueza. El contrato se suscribe el 17 de agosto de 1999. Al momento de suscribirse el contrato, (he aquí otra observación), se consigna en la Cláusula 1.43 del Operador Principal, se señala que la persona designa de conformidad con el propio contrato, (5.3) actuando conforme al contrato de operaciones, por diez años, será SSA INTERNATIONAL (STEVEADORING SEAPORTS OF AMERICA). La cláusula 5.3 sobre las operaciones, señala que éstas deben ser realizadas por socios o accionistas del concesionario o terceros debidamente calificados, siempre que cuenten con la autorización previa de OSITRAN. Se consigna en la misma Cláusula que el concesionario no sustituirá, terminará, ni modificará el Contrato de operación, sin la aprobación de OSITRAN. Sin embargo, es preciso determinar las razones por las cuales, adicionó al Contrato una página denominada “Aclaración” mediante la cual, se reemplaza al Operador Principal por la Empresa Santa Sofía Puertos. En esta adición al Contrato se reemplaza la palabra “CANON” por “RETRIBUCIÓN”. Esta ACLARACIÓN no tiene fecha y a diferencia de las demás páginas del contrato que se encuentran notariadas, en este caso, sólo está firmada por el representante del MTC y de TISUR.

Por tratarse ambas de modificaciones que podrían ser sustanciales, esta ACLARACIÓN debió haber contado con un acuerdo expreso previo de la CEPRI el cual no existe. Santa Sofía Puertos ha señalado en nuestra Comisión que su empresa comunicó con fecha 15 de julio de 1999, que se había cometido un error material y que solicitaba corregirlo a la fecha de firma del Contrato. Sin embargo, no existe en los archivos del CEPRI PUERTOS respuesta alguna a tal oficio, ni Acta alguna con acuerdo expreso, respecto a la autorización de tales cambios, o siquiera consignando el conocimiento de ellos.

La Comisión Investigadora recibió los testimonios de los involucrados. Tanto el Presidente de la CEPRI PUERTOS, Juan Lira Villanueva como el Sr. José Dellepiani Massa, testimoniaron ante nuestra Comisión que desconocían tal modificación. A la pregunta sobre ¿qué hubiera ocurrido si Santa Sofía no concurría a la subasta con SSA Internacional como operador?, el ex Presidente de CEPRI PUERTOS el señor Lira Villanueva respondió: Claro, de ser así no hubieran calificado, a pesar de que era operador, porque en su currícula ya estaba operando como proveedor de servicios en otros puertos.
Es preguntado de nuevo: — ¿Si no se hubiera presentado en sociedad con esta empresa tan importante habría calificado? El señor Lira Villanueva dijo: No.”

Don José Dellepiani Massa al ser consultado sobre la autorización que habría brindado el CEPRI sobre la modificación o ACLARACIÓN, señaló: “Bueno, en principio toda la información que los postores daban, se tomaba como buena fe. Me sorprende que me diga esto, porque para mí realmente si es una novedad. En el transcurso del proceso en el que nosotros hemos estado asesorados, una de las principales que verificaba todo este tipo de cosas es la empresa del Banco de Inversión, Interinvest, primera noticia del sobreviviente de este tema, al margen de lo que yo opiné hace un rato, que para era requerido eso; pero al margen de ese criterio que es muy personal, probablemente, me sorprende tremendamente esto, que no tengo nada que decir. Si es así, yo diría que es un engaño lo que ha habido.
El señor Presidente pregunta: — ¿La Cepri autorizó la sustitución del operador por el mismo concesionario? El señor Dellepiani Massa responde: — No.

Creo que deberían estudiarse profundamente los documentos que existen de la investigación realizada por la Comisión presidida por el Congresista Diez Canseco y conseguir que el contrato de concesión sea anulado o por lo menos como creo entender, darlo por concluido, bajo este principio que denomina el Sr. Romero “la escoba dorada”, de ser así entonces tendríamos nuevamente el Puerto de Matarani en manos del estado peruano y administrado por quienes realmente corresponde.

Pero hay algunos asuntos más que me intrigan aquí. ¿Cómo es que el Sr. Romero tiene información, muchos años antes que los eventos que ya conocemos se hayan dado, para que inicie la aventura financiera de lograr la concesión de dicho puerto? Nadie en esos momentos preveía que en el sur se darían todos los eventos que ahora son un hecho, la interoceánica, la petroquímica, la mina Tía María y los hidrocarburos, etc., toda esa información a mi juicio, le fue dada al Sr. Dionisio Romero, de parte de infiltrados en el gobierno, o por informantes que son los favorecidos con el financiamiento electoral de parte del Grupo Romero, lo que le indujo al Sr. Dionisio Romero Seminario, a tomar la delantera a cualquier financista peruano, para tomar posesión en este caso del puerto de Matarani y en forma tan ventajosa y a la vez invertir en negocios en Chile, que tienen que ver con los asuntos peruanos, por ejemplo la energía eléctrica por decir solo uno, pero sabemos ahora que muchos de los negocios que tiene el Sr. Romero en Perú, están o podrían estar asociados a capitales chilenos, transformándose de ese modo, en una especie de punta de lanza para inversionistas chilenos que ya tomaron hace rato posiciones en el mercado peruano y ello les permitió a los chilenos, ir empoderándose poco a poco en ese mercado peruano, de una manera muy disimulada pero peligrosa.
Honremos la memoria de don Juan Adriazola Montoya, luchando por la recuperación del puerto de Matarani, por mi aporte seguiré luchando por el bienestar y el desarrollo de la Provincia de Islay y por la recuperación de valores y la justicia social en Perú.

Jorge Paredes Romero
DNI 13080914
Periodista peruano
Registro FPP 7703

 

Nuestra Web: www.arielperu.com
Nuestro correo es:  arielperu@gmail.com

Telef.: 5414264   Cell.: 998562797

 

 
 

Lea más escritos y comentarios de Jorge Paredes Romero

 
 

Es bueno tener información para descubrir y defenderse del poder oculto que destruye a la humanidad y las amenazas no nos intimiden.

 
 

 

 

   

Radio  Sociedad Latina, una radio sana para un mundo mejor