Mensajes a todos los peruanos

Federación de periodistas de Perú FPP

Comentarios sobre la realidad peruana
Jorge Paredes Romero Periodista y humanista peruano
 

Jorge Paredes Romero

       
www.reliablecounter.com     install tracking code  
         
       
  001 Un mensaje de esperanza para los peruanos  
  002 Realidad de a la familia y juventud peruanas  
  003

La realidad de nuestros adultos en Perú

 
  004

La salud pilar fundamental para el desarrollo

 
  005 La educación ideal para los peruanos  
  006 Conozcamos el poder mundial  
  007 Todos deseamos justicia social
008 ¿Somos realmente independientes?  
009 ¿Hasta dónde resistir?
010 Conozcamos a un personaje del Sistema
  011

¿Qué nos pasa en Perú?

 
  012

42673

     
     

Hacer clic aquí Un mp3 de audio se abrirá en una nueva pestaña, es decir podrá seguir la lectura de líneas abajo

 

hit counter contador de visita

 
 

Inseguridad en Perú



Seremos precisos, el tema es la inseguridad que existe en Perú, esa falta de seguridad se respira en todo lugar, aun en los mismos poblados en donde se hace menos patente debido a la menor dependencia que se tiene de la modernidad y la tecnología. ¿Que existen lugares así en Perú? claro que existen y quizá la vida es mejor para mucha gente allí, porque la modernidad, la democracia de las ciudades no ha dado buenos resultados, al contrario, pareciera que a más educación mayor es la corrupción.

Cualquier acto en Perú está rodeado de una enorme inseguridad, temas domésticos, judiciales, educativos, de salud, aun salir de viaje en busca de recreación, etc., todo esto debido a que la informalidad se ha adueñado de todo, la precariedad es parte del quehacer de cualquier ciudadano, salir del paso es la urgencia de cualquier persona ante la inminencia de alguna presión externa y debe seguir batallando por la vida, no le queda otra alternativa. Justamente esa falta de seguridad ha empujado a mucha gente a recurrir al ingenio y la creatividad, pero también muchas veces a buscar hacerse justicia por sus propias manos, lo hemos visto innumerables veces en que los delincuentes han sido linchados. Pero esa creatividad también ha desbocado al burlarse de las leyes, es así como surgen empresas de transporte interprovincial sin licencia, sin cumplir las normas técnicas y contratando choferes sin experiencia o simplemente abusando de sus horas de trabajo, todo ello ha originado más de una vez accidentes muy lamentables.

Salir a las calles es enfrentar esa inseguridad ciudadana, en vez de la policía cuidando son los delincuentes los que hacen guardia en las esquinas y paraderos, los marcas aprovechan tus descuidos; enviar a tus hijos a la escuela evidencia una inseguridad en integridad y su formación educativa, ya que podría ser violado por un pederasta o un mal docente. Asistir a un evento social te expone a ser víctima de un robo o secuestro, los delincuentes pululan en las discotecas y sitios de ambiente. Ya nada en estos sitios te significa seguridad, podrías ser simplemente agredido por un grupo de indeseables, que se divierten haciendo daño a sus semejantes, ya lo vimos hace poco en los alrededores de un local denominado”Oasis” y aprovechan la ausencia de policías y la inoperatividad de fiscales y gobernadores.

La policía nacional no refleja garantía, en cualquier momento te pueden confundir con un delincuente y te descerrajan dos tiros y terminas en una morgue; cruzar la pista estando en luz verde hacia ti, te expone a que un microbús con despistado conductor te atropelle y se dé a la fuga; entablar un juicio buscando que tus derechos sean respetados te pone en bandeja ante los jueces, vocales o secretarios, quienes en contubernio te harán leña y si no tienes dinero -aun teniendo la razón- pues sencillamente perderás el juicio, no hay seguridad judicial, esta se brinda al mejor postor. Es decir buscar justicia tiene tarifas y no tener dinero te expone a ser un perdedor. La policía duerme en sus comisarías, cuidándose unos a otros, y eso sí, a la hora de la defensa corporativa, unos a otros también se protegen.

Si tienes trabajo, pues tampoco tienes seguridad de mantenerte en él, en cualquier momento podrían despedirte, en la puerta de la empresa hay diez esperando por ese puesto, aún por menos de lo que tú ganabas; si por razones de salud eres internado en un hospital de la seguridad social, pues es muy probable que termines en un ataúd o quizá te devuelvan a casa peor de lo que ingresaste, o con una pierna amputada por error y dicen que brindan seguridad social; mas si es un hospital público, pues deberás tener dinero o quizá no te den la cobertura suficiente para ser atendido de tus dolencias; si vas al mercado de compras no tienes la seguridad que tu presupuesto del día anterior te alcance para hoy, los precios subieron, nunca bajan, siempre están en alza; se te acabó el gas, pides un nuevo balón, el precio es otro, sufrió un alza en horas de la noche, la promesa del gas a doce soles solo fue una promesa electoral.

Si postulas a un centro de estudios, por ejemplo de la policía nacional, si eres varón debes llevar dinero para tus examinadores, si eres mujer pues estás expuesta a sufrir vejaciones y asedio; si ingresas a un instituto armado estás expuesto al maltrato, a la vejación por parte de los abusivos “superiores”, si eres mujer probablemente aportarás con un nuevo habitante al país, encima te expulsan de la escuela por haber transgredido las normas, es decir siempre resultas perdiendo. Pero también existe la probabilidad que estudies en una escuela o instituto y al terminar tus estudios resulte que no tienen la certificación en regla y simplemente perdiste tiempo y dinero, a cambio no recibes más que papeles sin valor oficial.

Como ves, la inseguridad campea por todos lados, los recibos de agua, luz, telefonía, televisión por cable, Internet, podrían venir con error, es más que seguro y si no te percatas de ello, pues a pagar como todos; por otro lado en cualquier momento, sin previo aviso, te cortan el servicio y la empresa no te descuenta ni es multada por su irresponsabilidad y falta de garantía en las prestaciones contratadas, algunas veces canceladas anticipadamente, tal es el caso de Telefónica, quienes cobran por adelantado y te cortan cuando les viene en gana, y por ser una empresa vulnerable, ya que sus instalaciones son tan antiguas que no resisten el acoso de los amigos de lo ajeno, pues te quedas todo un día sin línea telefónica e Internet. El agua es robada, la energía eléctrica también, es la criollada de los muy vivos, que de noche le sacan la vuelta a la empresa e intervienen los medidores.

No tenemos seguridad cambiaria, el dólar especialmente, fluctúa inmisericordemente y lo que tienes un día, al siguiente merma, disminuye, se evapora como por arte de magia; no hay seguridad en los bancos, pueden darte billetes falsos en los cajeros y en las ventanillas. Una pregunta me inquieta, ¿Por qué en las ventanillas del Banco de la Nación, existen dispositivos para controlar la legitimidad de los billetes? ¿Significa eso que en esa ventanilla pueden darte billetes falsos que deberás descubrir antes de retirarte del banco? Porque de otro modo ¿para qué colocan esos dispositivos ultravioleta allí en la ventanilla? Ellos mismos nos dan el mensaje que en la ventanilla podrían darnos billetes falsos.

Tu cuenta bancaria podría ser jackeada o clonada y de la noche a la mañana te quedaste sin nada, otro extrajo tus ahorros. Los depósitos hechos en ciertas instituciones financieras podrían desaparecer inexorablemente, la empresa quiebra o desaparecen sus directivos, hay funcionarios que podrían disponer de tus dineros y esos ahorros se esfumaron; lo mismo sucede si vas a una tienda a comprar un vehículo, das tu cuota de entrada y no te entregan el auto o camión, cuando menos te das cuenta resulta que decenas de peruanos reclaman lo mismo que tú, fuiste timado y de ello las noticias nos lo dicen, empresas que estafan con el cuento de la casa propia o el vehículo cero kilómetros hasta resultas deudor sin haber solicitado un crédito, en Perú puede pasar cualquier cosa amigos.

Sales del banco al retirar una suma de dinero, fruto de muchos años de trabajo y privaciones, pero unos facinerosos te asaltan y te quitan hasta los calcetines, incluso dentro de esas bandas hay policías en servicio, que utilizan armamento de las propias comisarías, es increíble pero todo esto sucede en Perú, un país en donde la policía está cuidando bancos, empresas, dignatarios, congresistas, pero no a la ciudadanía. Estos policías utilizan el uniforme dado por la institución, el armamento confiado a sus manos, luego de haber sido educados con nuestros impuestos, para terminar cuidando los intereses de los capitalistas, lo hacen en tiempos que deberían descansar (de franco), de modo que cuando retornan al servicio de calle, lo hacen cansados y confusos, entonces cometen errores o simplemente estando de servicio, estacionan sus motocicletas, juegan un partido de fulbito, toman sus cervezas y retornan a la comisaría muy orondos y campantes o estando en servicio se prestan a torcidas faenas que les redunda beneficios económicos y luego se tragan los billetes.

Los conglomerados de vivienda, que en algún momento son otorgados a numerosas familias, pueden colapsar, empiezan rajándose las paredes, los pisos, para luego ser declarados inhabitables, por otro lado, es posible que a tu vecino se le ocurra construir un edificio con sótano incluido, empiezan a cavar, sin importarles los cimientos de tu vivienda, de modo que en cualquier momento se produce el derrumbe, mueren obreros, tu casa se cae, pero ellos siguen adelante, entierran al obrero ni caso te hacen y terminan con su edificio y sótano, allá tú, tendrás que arreglarte por tu cuenta, porque no habrá nadie que te proteja, ellos tienen dinero suficiente para acallar a quienes deben hacerte justicia.

Los peruanos exigimos en verdad justicia, seguridad y equidad a la hora del trato, esperamos que los gobernadores, comandantes de la policía y autoridades en general, cumplan con sus obligaciones, de otro modo los pobladores deben exigir sean cambiados por personas más eficientes y que garanticen en verdad seguridad y justicia a la luz de la Constitución política del Perú.
 


Jorge Paredes Romero
DNI 13080914
Periodista peruano
Registro FPP 7703

 

Nuestra Web: www.arielperu.com
Nuestro correo es:  arielperu@gmail.com

Telef.: 5414264   Cell.: 998562797

 

 
 

Lea más escritos y comentarios de Jorge Paredes Romero

 
 

Es bueno tener información para descubrir y defenderse del poder oculto que destruye a la humanidad y las amenazas no nos intimiden.

 
 

 

 

   

Radio  Sociedad Latina, una radio sana para un mundo mejor